Una boda secreta para M.

A M., con cariño…

Al igual que la “mayoría” de mis amigas, siempre he soñado con una boda más o menos a lo grande. Al decir “a lo grande” me refiero con menos invitados de los que caben en un campo de fútbol… Bromas aparte, sé que el día que me case quiero que las personas más importantes de mi vida estén presentes. Aunque de antemano ya sé que muchas otras personas cuyas caras ni siquiera me sonarán tendrán que venir por aquello de los compromisos, pero es una cuestión que no me molesta en absoluto.

Y digo esto porque acabo de llegar a Londres de vuelta de estar en casa con mi familia y mis amigas, y, para nuestra sorpresa -que todo sea dicho, tampoco es ninguna sorpresa- una de mis amigas de siempre nos ha hecho una advertencia infame: no nos va a avisar a ninguna de que se casa. ¡Planea una boda totalmente secreta! Y tras la advertencia, copas de por medio, llegaron los aullidos, las quejas, los reproches, las amenazas (te vas a quedar sin amigas…) Porque no podíamos creernos que nos vayamos a perder la boda del año (eso si es este año). Al menos se casa, porque resulta que M. es una de esas beliseas que odian a muerte las bodas de langostinos. Esperemos que el vestido de novia no le cause alergia como le pasaba a Carrie Bradshaw en aquella escena del probador…

Carrie

Lo que está claro es que su boda no será tradicional ni se casará cerca de casa, por lo que he decidido hacerle un par de sugerencias (visto que se acaba de hacer fan incondicional del blog). Porque sí, señores y señoras, ¡La boda de Belisea le encanta! Así que ahí va cómo podría ser tu boda secreta M…

Para empezar, tu anillo de compromiso tendría que ser especial, diferente… Nada de un solitario de esos que te tiran para atrás, sino algo más bien como este anillo art dèco de los años 20 en forma de lanzadera con diamantes y rubís que se puede encontrar en Numinsa:

Sortija años 20

Además, está clarísimo que M. no se va a casar cerca de casa, sino en un sitio recóndito donde nadie pueda encontrarla. Aunque le encanta Zanzíbar, podría casarse también en Las Bahamas, Las Azores, Grecia o Colombia:

Las Bahamas

El gran agujero azul de Las Bahamas

Navagio

La playa de Navagio en la isla griega de Zakynthos

Lago de las Siete Ciudades

Lagoa de Sete Cidades, Portugal

El río de los siete colores

El río de los siete colores, Colombia

El peinado fiel a tu estilo: natural, sencillo y con volumen. Apuesto por una coleta o un semirrecogido despeinado y nada de velo, como estos:

Ponytail

Ponytail2

Ponytail3

El ramo cuanto más silvestre, mejor, con algún toque de color suave. Este de Elisabeth Blumen te quedaría ideal:

Elisabeth Blumen

Y el vestido, cómo no, sencillo también pero espectacular a la vez. Creo que este de Delphine Manivet con la espalda al descubierto te sentaría estupendamente:

delphine manivet

delphine manivet 2

Por último, M., que sepas que no te quedarás sin despedida de soltera, aunque será una posdespedida… Pero te estaremos esperando con un maravilloso disfraz de cerdito (jeje, es broma).

Despedida

Anuncios