En busca del turbante perfecto

He decidido llevar un turbante en la próxima boda a la que estoy invitada. Quiero ser como Audrey cantando Moon River (no estoy muy segura de si lleva un turbante o una toalla, pero todo le sienta tan bien…). De hecho, rompiendo todas las reglas de la estética, escogeré el vestido dependiendo del turbante que haya elegido antes.

No os creáis que es tarea fácil la de encontrar un turbante fabuloso. Tocados sí, hay montones de todas las formas y colores, pero un turbante es otra historia… No me importa el color, pero quiero que tenga algo especial, original. Aquí os dejo algunos que he encontrado rebuscando por la web, podéis acceder a la página original pinchado sobre las imágenes. ¿Y tú? ¿con cuál te quedarías?

Ojú Illa

Turbante de Ojú Illa

Ojú Illa

Turbante de Ojú Illa

Esther García

Turbante de Esther García

Esther García

Turbante de Esther García

Mimoki

Turbante de Mimoki

Mimoki

Turbante de Mimoki

Mimoki

Turbante de Mimoki

Mapiuska

Turbante de Mapiuska

Mapiuska

Turbante de Mapiuska

Mapiuska

Turbante de Mapiuska

Cucullia

Turbantes de Cucullia

Cucullia

Turbante de Cucullia

Y el último es mi favoritísimo. ¡Un turbante de encaje! Me encanta…

Veronica Rudolph

Turbante de la firma Veronica Rudolph para L’touché Atelier

Anuncios

Los diseños de Temperley

Temperley London tiene unos diseños fantásticos de vestidos de novia. Los he descubierto por casualidad, como todas las cosas importantes que le suceden a una sin comerlo ni beberlo. La mayoría de las fotos están tomadas de Wedding Inspirasi, pero podéis encontrar toda la colección 2012 en la web de Temperley.  Eso sí, por favor, prestad una atención especial al Jean Dress, el último, me tiene totalmente cautivada:

Emmeline Dress

Laelia Floral Dress

Estella Dress. Fotografía de Wedding Inspirasi

Elisha Dress. Fotografía de Wedding Inspirasi

Detalle del Elisha Dress

Augustina Dress. Fotografía de Wedding Inspirasi

Amoret Dress. Fotografía de Wedding Inspirasi

Goddess Dress. Fotografía de Juliet McKee

Goddess & Jean Dresses. Fotografía de Wedding Inspirasi

Jean Dress

Jean Dress

Para novias con pelo corto

Se acabó el sufrir por dejarse el pelo como Rapunzel, el llorar por los tirones al desenredarlo y el carísimo precio que debemos pagar por tener extensiones. El pelo corto marcó un hito desde los años 20 y a lo largo del siglo pasado y está de moda. Repito: se lleva.

Si un icono como Audrey lo lucía con tantísimo estilo, ¿por qué no vas a casarte tú con pelo corto? Eso sí, para potenciar el peinado te recomiendo complementarlo de algún modo. Me encantan las ondas al agua, y más si el vestido es vintage, pero es mejor añadir algún adorno, como un broche, una peineta o una diadema…

Una corona a media frente o un velo pirata tipo casquete pueden sentar genial también en un estilismo en el que destaca el pelo corto:

Archibald Photography

Corona de Whichgoose

También son ideales los cabellos lisos, cortos y con flequillo (soy amante del flequillo):

Cinta de Jennifer Behr

Accesorio de Bhldn

Y por último, como ya comenté en el post anterior, me encantó la tiara que lucía Lady Mary en su boda con Matthew Crawley. Las tiaras con forma de corona de laureles son perfectas para un look clásico y elegante, y son el complemento ideal para una melena corta. En internet he encontrado otras parecidas:

Fotografía de Bryan O’Brien

¿Y tú a qué esperas? ¡Sé atrevida y córtate la melena!

Vacaciones y un sueño cumplido

Llegó la hora… Me marcho de vacaciones y me voy a un lugar con el que sueño desde que era niña, o como diría un buen vividor

“A esa ciudad de la que uno ya se está marchando antes de llegar y a la que siempre está volviendo antes de irse. A esa ciudad de taxis amarillos a la deriva como patos de goma en una bañera gigante. La ciudad donde las palomas sufren de insomnio y los chicos de peterpanismo. La ciudad de las quimeras imposibles y los rascacielos impertinentes. La ciudad donde el viento arrastra las hojas de periódico que se mueven como bailarinas de ballet. La ciudad en la que el equilibrio es imposible. Donde las estrellas parecen anuncios luminosos y los anuncios luminosos, estrellas. La ciudad donde no se echa de menos la luna y pestañear es un lujo innecesario. La ciudad de Jackie Kennedy. La ciudad de irlandeses, judíos, católicos, wasps, chinos, italianos, negros, rusos y puertorriqueños. La ciudad con ritmo de swing. La ciudad de las niñas pijas con piernas de gacela trotando por Park Avenue con la bolsa naranja de Hermès. La ciudad de trompetistas cansados y barberos filósofos. De bares regentados por exboxeadores cerca del Madison. De los delis que huelen a pastrami y a café recién hecho. La ciudad donde expiar tus pecados en San Patricio […]” (Manual de un buen vividor)

Me marcho a la ciudad por la que Carrie pasea con un tutú de bailarina y que me hizo soñar por primera vez con unos Manolos…

A la ciudad a la que cantó un día Frank Sinatra una canción con la que solían cerrar la discoteca de moda de Granada cuando yo era estudiante. A la ciudad en la que Chuck esperaba a Blair en lo alto del Empire State para pedirle matrimonio, justo en el mismo sitio en el que unas décadas atrás se conocían Meg Ryan y Tom Hanks.

Me marcho a cumplir uno de mis sueños. Si también es el vuestro, soñad porque es la única manera de que los sueños se hagan realidad. ¡Nos vemos a la vuelta!


Ideas originales para meseros

Los meseros son una de las opciones con las que los novios pueden personalizar más su boda, sorprender a los invitados con detalles divertidos y hacer que su día sea totalmente distinto del resto. Los hay para todos los gustos, pero si quieres que sean especiales, atenta a las siguientes ideas que te ofrecen los meseros que he encontrado en Style Me Pretty.

Aunque está un poco visto, no dejan de ser elegantes los meseros en marcos vintage y en pizarras. Entre el número y el marco, de fondo (passe partout), puedes utilizar motivos florales, papel de periódico u hojas de libros…

Algo un poco distinto sería emplear una botella, vacía o llena de arena, como mesero…

Pero a mí, particularmente, me gustan mucho los espejos:

Y si sois amantes de los libros, esta es otra opción genial:

Aunque si lo que pretendes es ser más atrevida, a continuación verás ideas más originales:

Mesero con piezas del Scrabble

Mesero en un costurero

Mesero en bastidor

Portadas de discos o entradas de conciertos

Mesero de tronco

Mesero en una cartilla de Bingo. Lauren Brooks Photography

Mesero en un azulejo

Meseros en sombreros

Son creativos, ¿verdad? Recuerda que puedes encontrar estos y muchos más meseros del estilo en la página de Style Me Pretty. Y tú, ¿con cuál te quedarías?

Un Jenny Packham, por favor

¿Quieres brillar en una boda de noche como si fueses una estrella de Hollywood? Puedes hacerlo con un vestido de Jenny Packham, ya que sus creaciones son dignas de la alfombra roja de los Oscar. Brillos, drapeados y tejidos caídos inspirados en los años 20 hacen que sus vestidos sean una auténtica obra de arte, especialmente -cómo no- sus vestidos de novia… Añado varios al final del post (mis favoritos), pero podéis ver la colección entera en su página web.

La vajilla de porcelana de mi abuela

La vajilla de porcelana de mi abuela tenía florecillas de colores ribeteadas al filo de cada una de las piezas y a mí me encantaba jugar con ellas de pequeña. De hecho, podía pasar horas viendo cómo Alicia bebía el té con el sombrero loco mientras cantaban “Feliz no cumpleaños” en mi película favorita de Disney. Por eso y para evitar cualquier desastre, mi madre tuvo que comprarme un juego infantil parecido.

Ahora estoy completamente alucinada con las tiendas de Portobello y Notting Hill en Londres, ya que están repletas de vajillas con florecillas vintage como las de mi abuela y motivos como maletas antiguas para decorar los escaparates.

Una de las tiendas que puedes quedarte mirando durante horas es la de la foto: Alice’s. Si te gusta lo vintage, esta es tu tienda. Maletas, bahúles, cuadros, vajillas, juegos de tazas, regaderas de latón, cepillos, latas, botellas, pelotas de rugby de hace cien años… ¡Y se llama Alice’s! ¡Es tan tan bonita!

Ahora bien, gracias a Twitter (@HallidaysCrocks) he descubierto otra maravillosa tienda inglesa especializada en vajillas de porcelana china vintage y en la que tienen también elementos decorativos antiguos como maletas o máquinas de escribir. Su nombre es Halliday’s y esta es su página web. Lo mejor de todo es que puedes alquilar las piezas durante tres días. Una idea genial es la del confeti envuelto en partituras para lanzar a los novios en vez del arroz tradicional. Os dejo una muestra de todo lo que tienen:

Joyas vintage en plata

Los anticuarios López-Linares venden desde muebles y relojes antiguos hasta joyas espectaculares. Si buscas los complemenos ideales para tu boda, muy atenta a sus broches, pendientes, pulseras, anillos, abanicos, peinetas… Tienen ese toque vintage tan elegante y que tanto se lleva, y están exquisitamente decorados con perlas, brillantes y camafeos de estilo Art Deco. Puedes encontrarlos en la calle Claudio Coello 60, en Madrid, o puedes visitar su página web.

Son tan bonitos que cuesta decidirse entre todos, pero aquí os dejo una muestra:

Las galletas más bonitas del mundo

Te dejan con la boca abierta porque son con diferencia las galletas más bonitas del mundo. Las hacen Mariapi y Mer García de Vinuesa bajo la marca “Muy dulce vinuesa“. Elaboran y decoran las galletas para cumpleaños, navidad, bautizos, comuniones y, cómo no, para bodas. Además, ofertan cursos para que tú aprendas a decorarlas también. Un regalo ideal para tus invitados… ¿A que son preciosas?

La sencillez de Delphine Manivet

Una diseñadora francesa sencillamente ideal. Sus vestidos de novia -puedes encontrarlos en su página– son simples, románticos, de aire retro, vintage y minimalistas al mismo tiempo. Los que más fama le han dado son los vestidos de estilo años 20:

Pero también sus complementos y la ropa interior son fabulosos y originales. Aún no tiene tienda en España, pero los puedes encontrar en Francia, UK, Italia, Estados Unidos y Canadá. Os dejo un vídeo-promo de su colección de primavera 2012: