Un Jenny Packham, por favor

¿Quieres brillar en una boda de noche como si fueses una estrella de Hollywood? Puedes hacerlo con un vestido de Jenny Packham, ya que sus creaciones son dignas de la alfombra roja de los Oscar. Brillos, drapeados y tejidos caídos inspirados en los años 20 hacen que sus vestidos sean una auténtica obra de arte, especialmente -cómo no- sus vestidos de novia… Añado varios al final del post (mis favoritos), pero podéis ver la colección entera en su página web.

Anuncios

La sencillez de Delphine Manivet

Una diseñadora francesa sencillamente ideal. Sus vestidos de novia -puedes encontrarlos en su página– son simples, románticos, de aire retro, vintage y minimalistas al mismo tiempo. Los que más fama le han dado son los vestidos de estilo años 20:

Pero también sus complementos y la ropa interior son fabulosos y originales. Aún no tiene tienda en España, pero los puedes encontrar en Francia, UK, Italia, Estados Unidos y Canadá. Os dejo un vídeo-promo de su colección de primavera 2012:

Escotes en la espalda

En mi opinión, nada es más soez en una novia que lucir escotazo en el pecho. Es decir, una cosa es marcar la forma o llevar un escote palabra de honor, y otra bien distinta es lucir las formas de manera exagerada. Por poner un ejemplo, recordaré el escote del vestido de novia de Virginia Troconis, esposa de El Cordobés. Demasiado osado para mi gusto.

Sin embargo la espalda es otra historia. Llevar la espalda descubierta es elegante en un vestido bien cerrado, causa sensación y muestra más sutilmente la provocativa silueta de una mujer. Creo que es un tándem para los vestidos sencillos y sin demasiado vuelo, y además, dejarás a los asistentes boquiabiertos al pasar. Estos son algunos de los escotes-espalda más espectaculares que he encontrado:

Vestido by Beba’s Closet. Fotografía by d-photo

Detalle de vestido by Raimon Bundó

Vestido by Jesús Peiró

Modelo Tacoma by Yolancris

Modelo Ícarus by Santos Costura

Vestido by Delphine Manivet

 

ohqueluna2

Vestido ¡Oh que luna

Novias inspiradas en Jane Austen

¿Aún no has leído “Orgullo y prejuicio”, “Emma” o “Sentido y sensibilidad”?  Pues el romanticismo, la armonía y la educación de las damas de época que desprenden las novelas de Jane Austin se palpan y se viven en Inglaterra. Me gustan los talles altos de los vestidos de novia de Johanna Hehir rodeados de la exquisitez rococó de las mansiones victorianas:

Los vestidos de Escarlata

Es mi peli favorita sin lugar a dudas. Lo tiene todo: guerra, pasión, envidia, celos, acción, emoción… Cuando tenía 12 años me leí el fabuloso libro de Margaret Mitchell en el que está inspirada la película.

Pero a parte del carácter caprichoso y egoísta de la prota -Vivien Leigh- y de los tejemanejes que se trae entremanos el seductor Clark Gable, hay algo muy especial en esta película que siempre me ha hecho soñar y elevarme por encima de la mera ficción: los vestidos de Escarlata. En general, cualquiera podría decir que son demasiado románticos, rococó, vaporosos… excesivos, en definitiva. Sin embargo, Escarlata O’Hara sigue dejando boquiabiertos a todos aquellos que la ven aparecen con ese vestido estampado de verde en la barbacoa de Los doce robles. Sigue estando espectacular con las manos destrozadas por la guerra, pero luciendo como nadie el vestido que Mami le borda con las cortinas favoritas de su madre. Sigue dejándonos pasmados con el vestido rojo de la vergüenza, el que es obligada a ponerse para que todo el mundo sepa la verdad: que ama en secreto a Ashley…

¿Pero quién dijo que los vestidos románticos y vaporosos ya no están de moda? Y si no, vean el vestido de novia que presentó ayer Elie Saab en la pasarela de París, digno de la mejor Escarlata O’Hara…

Vestido de Elie Saab

Detalle del vestido de Elie Saab

Vestidos by The Frock

Si en un post anterior ya comentaba lo maravillosos que son los vestidos vintage de Vintageous, los de The Frock no tienen nada que envidiarles. Originales y también con un aire retro, sus creaciones son espectaculares; si bien el precio es muy variable ya que muchos son vestidos de diseñadores (Dior, Valentino, Balenciaga, Elizabeth Arden…), por lo que rondan entre los 1000 $ y los 6000 $. Además, en la sección Celebrity Wardrobe puedes también encontrar vestidos de algunas celebrities como Liza Minelli o Sophia Loren. He seleccionado algunos de los vestidos de novia que más me han gustado:

Ornella Gallo Di Fortuna

Hace años, cuando iba a estudiar a la biblioteca por las mañanas, siempre pasaba por delante de una mini-tienda-atelier que me tenía fascinada. ¿Su nombre? “Ornella Gallo Di Fortuna“. Recuerdo que en el escaparate había un vestido de novia muy original y me encantaba mirarlo. La cerraron hace un tiempo, pero el otro día volví a pensar en ese vestido y, aunque no recordaba muy bien el nombre del atelier, conseguí encontrar la página de esta diseñadora tras un par de búsquedas. Creaciones, como diría mi padre, “de escándalo”. Aquí dejo algunas muestras:

Las novias de Vintageous

¿Quién no se acuerda del formidable vestido años’50 que lució Meryl Streep en “Los puentes de Madison”? No solo volvió loco a Clint Eastwood y a su hija, que siempre se lo quería poner, sino que las mujeres de medio mundo desearon tener uno igual. Y hasta Penélope encontró uno espectacular para lucir el día que ganó el ansiado Oscar. ¿Por qué entonces no casarse con un vestido similar, de estilo vintage?

Pues bien, la mayoría de la gente cree que para poder lucir un vestido así de maravilloso el día de su boda tiene que recurrir a algún famoso diseñador -que los hay estupendos, sin duda-. Sin embargo, la página Vintageous posee una colección de vestidos de novia y de cocktail IM-PRE-SIO-NAN-TES que rondan entre los 200 y los 300 $. Más económico imposible. Lo único que debes hacer es seleccionar el que más te guste y te lo envían por correo. Así de fácil.