Vacaciones y un sueño cumplido

Llegó la hora… Me marcho de vacaciones y me voy a un lugar con el que sueño desde que era niña, o como diría un buen vividor

“A esa ciudad de la que uno ya se está marchando antes de llegar y a la que siempre está volviendo antes de irse. A esa ciudad de taxis amarillos a la deriva como patos de goma en una bañera gigante. La ciudad donde las palomas sufren de insomnio y los chicos de peterpanismo. La ciudad de las quimeras imposibles y los rascacielos impertinentes. La ciudad donde el viento arrastra las hojas de periódico que se mueven como bailarinas de ballet. La ciudad en la que el equilibrio es imposible. Donde las estrellas parecen anuncios luminosos y los anuncios luminosos, estrellas. La ciudad donde no se echa de menos la luna y pestañear es un lujo innecesario. La ciudad de Jackie Kennedy. La ciudad de irlandeses, judíos, católicos, wasps, chinos, italianos, negros, rusos y puertorriqueños. La ciudad con ritmo de swing. La ciudad de las niñas pijas con piernas de gacela trotando por Park Avenue con la bolsa naranja de Hermès. La ciudad de trompetistas cansados y barberos filósofos. De bares regentados por exboxeadores cerca del Madison. De los delis que huelen a pastrami y a café recién hecho. La ciudad donde expiar tus pecados en San Patricio […]” (Manual de un buen vividor)

Me marcho a la ciudad por la que Carrie pasea con un tutú de bailarina y que me hizo soñar por primera vez con unos Manolos…

A la ciudad a la que cantó un día Frank Sinatra una canción con la que solían cerrar la discoteca de moda de Granada cuando yo era estudiante. A la ciudad en la que Chuck esperaba a Blair en lo alto del Empire State para pedirle matrimonio, justo en el mismo sitio en el que unas décadas atrás se conocían Meg Ryan y Tom Hanks.

Me marcho a cumplir uno de mis sueños. Si también es el vuestro, soñad porque es la única manera de que los sueños se hagan realidad. ¡Nos vemos a la vuelta!


Anuncios

Ideas originales para meseros

Los meseros son una de las opciones con las que los novios pueden personalizar más su boda, sorprender a los invitados con detalles divertidos y hacer que su día sea totalmente distinto del resto. Los hay para todos los gustos, pero si quieres que sean especiales, atenta a las siguientes ideas que te ofrecen los meseros que he encontrado en Style Me Pretty.

Aunque está un poco visto, no dejan de ser elegantes los meseros en marcos vintage y en pizarras. Entre el número y el marco, de fondo (passe partout), puedes utilizar motivos florales, papel de periódico u hojas de libros…

Algo un poco distinto sería emplear una botella, vacía o llena de arena, como mesero…

Pero a mí, particularmente, me gustan mucho los espejos:

Y si sois amantes de los libros, esta es otra opción genial:

Aunque si lo que pretendes es ser más atrevida, a continuación verás ideas más originales:

Mesero con piezas del Scrabble

Mesero en un costurero

Mesero en bastidor

Portadas de discos o entradas de conciertos

Mesero de tronco

Mesero en una cartilla de Bingo. Lauren Brooks Photography

Mesero en un azulejo

Meseros en sombreros

Son creativos, ¿verdad? Recuerda que puedes encontrar estos y muchos más meseros del estilo en la página de Style Me Pretty. Y tú, ¿con cuál te quedarías?

Un Jenny Packham, por favor

¿Quieres brillar en una boda de noche como si fueses una estrella de Hollywood? Puedes hacerlo con un vestido de Jenny Packham, ya que sus creaciones son dignas de la alfombra roja de los Oscar. Brillos, drapeados y tejidos caídos inspirados en los años 20 hacen que sus vestidos sean una auténtica obra de arte, especialmente -cómo no- sus vestidos de novia… Añado varios al final del post (mis favoritos), pero podéis ver la colección entera en su página web.

La vajilla de porcelana de mi abuela

La vajilla de porcelana de mi abuela tenía florecillas de colores ribeteadas al filo de cada una de las piezas y a mí me encantaba jugar con ellas de pequeña. De hecho, podía pasar horas viendo cómo Alicia bebía el té con el sombrero loco mientras cantaban “Feliz no cumpleaños” en mi película favorita de Disney. Por eso y para evitar cualquier desastre, mi madre tuvo que comprarme un juego infantil parecido.

Ahora estoy completamente alucinada con las tiendas de Portobello y Notting Hill en Londres, ya que están repletas de vajillas con florecillas vintage como las de mi abuela y motivos como maletas antiguas para decorar los escaparates.

Una de las tiendas que puedes quedarte mirando durante horas es la de la foto: Alice’s. Si te gusta lo vintage, esta es tu tienda. Maletas, bahúles, cuadros, vajillas, juegos de tazas, regaderas de latón, cepillos, latas, botellas, pelotas de rugby de hace cien años… ¡Y se llama Alice’s! ¡Es tan tan bonita!

Ahora bien, gracias a Twitter (@HallidaysCrocks) he descubierto otra maravillosa tienda inglesa especializada en vajillas de porcelana china vintage y en la que tienen también elementos decorativos antiguos como maletas o máquinas de escribir. Su nombre es Halliday’s y esta es su página web. Lo mejor de todo es que puedes alquilar las piezas durante tres días. Una idea genial es la del confeti envuelto en partituras para lanzar a los novios en vez del arroz tradicional. Os dejo una muestra de todo lo que tienen:

Joyas vintage en plata

Los anticuarios López-Linares venden desde muebles y relojes antiguos hasta joyas espectaculares. Si buscas los complemenos ideales para tu boda, muy atenta a sus broches, pendientes, pulseras, anillos, abanicos, peinetas… Tienen ese toque vintage tan elegante y que tanto se lleva, y están exquisitamente decorados con perlas, brillantes y camafeos de estilo Art Deco. Puedes encontrarlos en la calle Claudio Coello 60, en Madrid, o puedes visitar su página web.

Son tan bonitos que cuesta decidirse entre todos, pero aquí os dejo una muestra:

Las galletas más bonitas del mundo

Te dejan con la boca abierta porque son con diferencia las galletas más bonitas del mundo. Las hacen Mariapi y Mer García de Vinuesa bajo la marca “Muy dulce vinuesa“. Elaboran y decoran las galletas para cumpleaños, navidad, bautizos, comuniones y, cómo no, para bodas. Además, ofertan cursos para que tú aprendas a decorarlas también. Un regalo ideal para tus invitados… ¿A que son preciosas?

Coronas de flores

Si en vez del tradicional velo, apuestas por algo original y creativo para llevar en el pelo el día de tu boda, puedes encontrar unas fabulosas coronas de flores en Whichgoose. Son artesanales y los colores pálidos y naturales hacen de ellas un complemento perfecto para una novia. Anímate a pasarte por su tienda y atrévete a probar algo diferente:

Novias inspiradas en Jane Austen

¿Aún no has leído “Orgullo y prejuicio”, “Emma” o “Sentido y sensibilidad”?  Pues el romanticismo, la armonía y la educación de las damas de época que desprenden las novelas de Jane Austin se palpan y se viven en Inglaterra. Me gustan los talles altos de los vestidos de novia de Johanna Hehir rodeados de la exquisitez rococó de las mansiones victorianas:

Las flores de Elisabeth

¡Aún es verano! Pues hoy, 24 de julio, es un maravilloso día de verano en el que brilla el sol y en el que debería haber flores por todos sitios. Me mudo a vivir a Londres y estoy feliz, y además, me espera un maravilloso viaje de vacaciones a New York, esa ciudad tan mujer, como diría un buen vividor…

Por eso no pueden faltar flores, flores de boda. Y no hay otras tan elegantes, sencillas y espectacularmente coloridas como las de los conjuntos que crea Elisabeth Blumen. Si estás preparando tu boda, no dudes en pasarte por su página:

Dulces espectaculares by Cream Bakery

Lo admito: soy una persona muy muy golosa. Me encantan los dulces de todo tipo y vuelvo loco a mi chico que ya no sabe dónde esconderlos de mí… Es cierto que muchas debemos ponernos a dieta antes de la boda para estar estupendas, pero ¿el gran día? Yo me daría un banquete de los que hacen historia, y más si es con tartas y cupcakes tan geniales y elegantes como los que hacen en Cream Bakery (Madrid):