Viajar a través del tiempo entre coronas

Últimamente he visto a muchas novias con coronas o tiaras a media frente elaboradas con piedras, cristales y broches preciosos antiguos. En este sentido, Suma Cruz realiza un trabajo manual excepcional, fabricando cada corona de manera única y artesanal.

Suma Cruz (3)

La originalidad de sus coronas y tocados reside en la inspiración de los tocados vintage de principios de siglo XX. De hecho, anoche viendo un capítulo de Boardwalk Empire -serie basada en los años 20- no pude evitar acordarme de ellas al ver a Miss Schroeder-Thompson así vestida:

Miss Schroeder

(Para las interesadas, el capítulo 1 de la tercera temporada de la serie no tiene desperdicio… las coronas de todas las invitadas son impresionantes).

Sin embargo, hay otro tipo de tocados-diademas más clásicos aún que me recuerdan a mi bisabuela y que me traen de cabeza. Son los tocados formados por pequeñas semillas blancas como los que se ven en estas fotografías antiguas:

vintage

vintage (2)

Suma Cruz elabora este tipo de coronas añadiendo florecillas y pétalos dorados, una combinación otoñal perfecta:

Suma Cruz

Suma Cruz (2)

Otra marca especializada en tocados de semillas es Le Touquet. También los hacen a media frente o sobre la cabeza. En especial me encanta este modelo Astrid que, como indican en su propia página de Facebook, está formado por 500 brotes pintados a mano y combinados con pequeñas florecitas modeladas una a una:

le touquet

Aquí tenéis otro modelo de Le Touquet mucho más sencillo que el anterior pero igual de bonito:

le touquet (2)

Por último, no podía dejar de comentar la corona de novia elaborada por SitaB para una amiga muy especial. Al igual que las anteriores, es una corona de semillas de inspiración vintage. Sin embargo, lo que me encanta de esta corona es su originalidad, no solo por su forma, sino también por su composición. Elaborada de semillas y cristales Swarovski transparentes y de colores, posee un adorno central exquisito, una pieza de plata antigua que la creadora obtuvo en una subasta de joyería:

sitaB (2)

El resultado es impactante. Podéis averiguarlo todo sobre su creación en este post y ver el resultado final sobre la novia en este otro. Preciosas, ¿verdad?

sitaB

Anuncios

En busca del turbante perfecto

He decidido llevar un turbante en la próxima boda a la que estoy invitada. Quiero ser como Audrey cantando Moon River (no estoy muy segura de si lleva un turbante o una toalla, pero todo le sienta tan bien…). De hecho, rompiendo todas las reglas de la estética, escogeré el vestido dependiendo del turbante que haya elegido antes.

No os creáis que es tarea fácil la de encontrar un turbante fabuloso. Tocados sí, hay montones de todas las formas y colores, pero un turbante es otra historia… No me importa el color, pero quiero que tenga algo especial, original. Aquí os dejo algunos que he encontrado rebuscando por la web, podéis acceder a la página original pinchado sobre las imágenes. ¿Y tú? ¿con cuál te quedarías?

Ojú Illa

Turbante de Ojú Illa

Ojú Illa

Turbante de Ojú Illa

Esther García

Turbante de Esther García

Esther García

Turbante de Esther García

Mimoki

Turbante de Mimoki

Mimoki

Turbante de Mimoki

Mimoki

Turbante de Mimoki

Mapiuska

Turbante de Mapiuska

Mapiuska

Turbante de Mapiuska

Mapiuska

Turbante de Mapiuska

Cucullia

Turbantes de Cucullia

Cucullia

Turbante de Cucullia

Y el último es mi favoritísimo. ¡Un turbante de encaje! Me encanta…

Veronica Rudolph

Turbante de la firma Veronica Rudolph para L’touché Atelier

Sobre el velo

Hay multitud de opiniones hoy en día sobre si deberías o no llevar velo el día de tu boda. Particularmente, soy partidaria del velo, pero también admito que a veces, un tocado elegante, una tiara o una corona son más que suficientes. Si bien es verdad que puedes conjuntar ambos elementos a la vez o en distintos momentos -esto es, velo para la ceremonia y tocado para después, por ejemplo-.

Velo de Rosa Clará

Por otro lado, tengo que admitir que me encantan los velos más tradicionales que ocultan el rostro de la novia hasta que acaba la ceremonia, como el que lució Anna Ortiz en su boda con Iniesta. Lo que me pone los pelos de punta es de dónde procede esta costumbre, pues viene de los matrimonios concertados de Oriente. Así, el aspecto de la mujer era totalmente sorpresa hasta que la pareja estaba casada. Imaginad la cara del esposo al retirar el velo y ver por primera vez el rostro de la mujer con la que va a compartir su vida…

Anna Ortiz

Por otro lado, para los romanos el velo protegía a las novias de males de ojo y de los malos espíritus (un buen augurio, ¿no?). Aunque es sabido que según la tradición católica es un símbolo de inocencia, pureza y virginidad.

Sea como fuere, podemos encontrar velos cortos, intermedios y largos. Eso sí, un consejito: si tu velo es intermedio o largo, apuesta porque tenga caída y no abulte el doble que tu cabeza. Tú eres la protagonista, no tu velo. Os dejo algunos velos de Bhldn, todo un descubrimiento:

Por último, no quería dejar pasar este post sin mostrar el velo que me tiene locamente enamorada. Lo encontré en Antique Lace Heir Looms  y es el velo de mis sueños:

Coronas de flores

Si en vez del tradicional velo, apuestas por algo original y creativo para llevar en el pelo el día de tu boda, puedes encontrar unas fabulosas coronas de flores en Whichgoose. Son artesanales y los colores pálidos y naturales hacen de ellas un complemento perfecto para una novia. Anímate a pasarte por su tienda y atrévete a probar algo diferente:

Complementos de Cristina Cárdenas

Son de estilo victoriano y son de Cristina Cárdenas: collares, gargantillas, pulseras, cinturones, tocados… De un gusto exquisito para novias e invitadas:

Ornella Gallo Di Fortuna

Hace años, cuando iba a estudiar a la biblioteca por las mañanas, siempre pasaba por delante de una mini-tienda-atelier que me tenía fascinada. ¿Su nombre? “Ornella Gallo Di Fortuna“. Recuerdo que en el escaparate había un vestido de novia muy original y me encantaba mirarlo. La cerraron hace un tiempo, pero el otro día volví a pensar en ese vestido y, aunque no recordaba muy bien el nombre del atelier, conseguí encontrar la página de esta diseñadora tras un par de búsquedas. Creaciones, como diría mi padre, “de escándalo”. Aquí dejo algunas muestras: