Los vestidos de Escarlata

Es mi peli favorita sin lugar a dudas. Lo tiene todo: guerra, pasión, envidia, celos, acción, emoción… Cuando tenía 12 años me leí el fabuloso libro de Margaret Mitchell en el que está inspirada la película.

Pero a parte del carácter caprichoso y egoísta de la prota -Vivien Leigh- y de los tejemanejes que se trae entremanos el seductor Clark Gable, hay algo muy especial en esta película que siempre me ha hecho soñar y elevarme por encima de la mera ficción: los vestidos de Escarlata. En general, cualquiera podría decir que son demasiado románticos, rococó, vaporosos… excesivos, en definitiva. Sin embargo, Escarlata O’Hara sigue dejando boquiabiertos a todos aquellos que la ven aparecen con ese vestido estampado de verde en la barbacoa de Los doce robles. Sigue estando espectacular con las manos destrozadas por la guerra, pero luciendo como nadie el vestido que Mami le borda con las cortinas favoritas de su madre. Sigue dejándonos pasmados con el vestido rojo de la vergüenza, el que es obligada a ponerse para que todo el mundo sepa la verdad: que ama en secreto a Ashley…

¿Pero quién dijo que los vestidos románticos y vaporosos ya no están de moda? Y si no, vean el vestido de novia que presentó ayer Elie Saab en la pasarela de París, digno de la mejor Escarlata O’Hara…

Vestido de Elie Saab

Detalle del vestido de Elie Saab

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s